Las personas con pie diabético deben revisarse exhaustivamente todos los días y acudir al podólogo

El 10 por ciento de las personas diabéticas padecen de pie diabético, una problemática que puede suponer la amputación de esta parte del cuerpo si no se cuida correctamente. Por este motivo, la doctora Laura López-Táppero Irazabal, médico de Familia del Hospital USP San Camilo de Madrid, recomienda revisar el pie de manera exhaustiva todos los días, evitar los cortes y acudir al podólogo en caso de que sea necesario.

 

 

En concreto, esta experta ha señalado a Europa Press que la persona con esta patología debe buscar ampollas o hemorragias en su pie y, en caso de duda, acudir al especialista. También, ha recomendado que el enfermo acuda al podólogo en caso de observar callos o durezas, que no pueda tratarse por si solo, y que no ande descalzo.
López-Táppero Irazabal ha explicado que los diabéticos con esta problemática deben evitar que sus pies se expongan cerca del fuego o de estufas y ha aconsejado que, como alternativa, utilicen calcetines para conservar el calor.
Otras de sus recomendaciones pasan porque los zapatos del enfermo esten bien ajustados sin llegar a apretar y porque los calcetines y las medias estén compuestas por tejidos naturales de algodón o lana, que no tengan costuras y que tengan la talla adecuada.INSENSIBILIDAD
El daño progresivo que hace la diabetes sobre los nervios hace que el paciente pierda la sensibilidad en los pies y, por tanto, al dolor, ‘un mecanismo natural de defensa humano’, señala López-Táppero Irazabal. De esta manera, estas personas no están alerta y se hacen heridas en los pies que, a su vez, se pueden infectar y derivar en la formación de úlceras. En última instancia, incluso es necesario amputar esta parte del cuerpo.
El pie diabético es, a juicio de esta experta, ‘la segunda complicación más frecuente de la diabetes’, por lo que es imprescindible seguir los consejos anteriormente citados y controlar la glucemia. ‘Si tienes heridas, eres consciente y cuidas bien los pies, las heridas se curan’, ha asegurado. No obstante, en ocasiones, el paciente tienen que tomar antibioticos orales y su úlcera debe ser tratada durante meses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s